Suzano Papel e Celulose apoya proyecto Agricultura Comunitaria en Bahia

La iniciativa ya movió cerca de 480 toneladas en 2018

 

El proyecto Agricultura Comunitaria, apoyado por nuestra empresa en Bahia, alcanzó en los primeros cinco meses de este año una producción superior a 480 toneladas de alimentos en diversas comunidades, incluyendo Bela Vista, Cravilina, Igrejinha, Juerana, São José y Taquari. El volumen es prácticamente idéntico al total de alimentos producidos durante todo el año pasado, cuando el proyecto les generó ingresos por más de 830 mil reales a los productores.

El objetivo de la iniciativa es fortalecer el desarrollo local y generar renta complementaria, además de contribuir a la mejora de la calidad de vida y garantizarles la seguridad alimenticia a las familias participantes. Actualmente, Agricultura Comunitaria involucra a 209 familias y cerca de 836 beneficiarios indirectos, además del efecto multiplicador relativo a la producción y al comercio de los productos agrícolas. Son estos participantes que, a partir de un modelo innovador de desarrollo comunitario participativo, determinan los próximos pasos del proyecto.

“Éste es un modelo sustentado en el deseo de la comunidad de debatir caminos en pro del desarrollo regional. Y en Suzano tenemos el deseo de estimular proyectos participativos. Por esto hay gran interés en promover especialización de calidad para dichas comunidades para contribuir a una nueva fuente de renta y cualificación”, afirma Alexandre Di Ciero, nuestro gerente ejecutivo de Gestión de Sostenibilidad.

Los participantes reciben capacitación teórica sobre temas diversos, principalmente con relación a las actividades que se ejecutarán, tales como plantación, abono, tratos de cultivos y comercialización de lo que se produce. También les proporcionamos a los participantes los insumos necesarios y concedemos en comodato áreas para producción agrícola, que ya suman cerca de 73 hectáreas de plantaciones.

En este modelo de alianza, nuestra empresa también promueve acciones de apoyo a la venta directa de dichos alimentos. Ellos son vendidos a los colaboradores a través de ferias sostenibles realizadas dentro de nuestras unidades y desde abril de este año se usan en las comidas preparadas en los restaurantes de las fábricas. En este caso, la venta de los alimentos se hace directamente a la empresa responsable de las comidas en la unidad Mucuri. También se realiza venta directa al gran público a través de puntos fijos de comercialización localizados dentro de las comunidades.

“Vemos este proyecto como una iniciativa que beneficia a todos los involucrados. Las familias pasan a tener una renta complementaria, la región gana con la generación de nuevos negocios y la distribución de renta, los colaboradores pasan a tener acceso a productos de calidad y el medio ambiente se beneficia a partir de capacitaciones sobre el uso consciente de los recursos naturales”, explica Di Ciero.

Entre los resultados alcanzados con el proyecto Agricultura Comunitaria están la mejora de la calidad de vida de la comunidad, mayor sentido de unión entre los beneficiarios, que a través de las asociaciones están formalmente organizados, y fortalecimiento de la aptitud agrícola en la región.